Entrevista a Adriana Lara del blog “La musa en el borde”

Hace muchos años yo escribía un blog que se llamaba “La mejor TV es la apagada”, mientras trabajaba en un lugar que me asfixiaba y no me planteaba ningún desafío creativo, entre los minutos robados a la extracción de plusvalía infame, escribía y escupía. Fue en ese entonces que la conocí a Adriana Lara, ella escribía un blog llamado Biromes, comenzamos a comentarnos, a leernos, luego pasamos a hablar por msn y desde entonces mantenemos contacto por Facebook y aún por blog, aunque ninguna conserve ya aquellos lugares en donde nos conocimos. Adriana es Prof. en Letras de la UNLP, da clases en la escuela secundaria y en la universidad y es escritora. Actualmente escribe La musa en el borde y acá, en una charla muy relajada, comparte con nosotros su experiencia entre la literatura, internet y la educación.

la musa

Contame sobre Biromes
La idea fue abrir un blog para publicar en forma de folletín una novela epistolar sobre internet y ver qué pasaba con los comentarios. Yo pensaba que los comentarios completarían el texto, dejando de ser paratexto, pensaba que quizás gente que yo estaba parodiando se vería reflejada en lo que contaba el texto y para eso dejé comentarios en muchos blogs y sitios de comentaristas “profesionales” como secciones del Clarín de internet, así, navegando por la blogósfera, conseguí unos cien lectores aproximadamente que empezaron a comentar asiduamente.
Recuerdo una entrada sobre las citas que se concretaban a través de internet, creo que fue la primera vez que te leí y comenté.
Y escribí un par de textos sobre eso… “La bloggería en Babilonia” y algo sobre publicar en el soporte de blog.

¿Cuál era el objetivo de ese blog? ¿era una investigación académica?¿tenías algunas hipótesis?
Bueno, la novelita era bastante mala, yo soy más cuentista que otra cosa, y los comentarios me cansaron… así que una vez que terminé de publicar “La red”, me cansé, escribí algunos cuentos más y un buen día hice lo que muchos escritores hubieran soñado en otras épocas: oprimí “suprimir” y sanseacabó. Me había impresionado el hecho de la posibilidad de publicar y tener lectores sin papel y la soledad de la gente… el hecho de que existieran “comentaristas” de profesión en los diarios. Creo que Mactas tenía un blog en ese momento en Clarín y dedicó un post a un comentarista suicida y una de las comentaristas de ese mismo blog me contó una historia tremenda: el muchacho se había enamorado por internet -así lo definió, “por internet”- y después de un año de relacionarse amorosamente con “ella”, concretaron un encuentro real y resultó que “ella” no existía y él no lo soportó y se mató. De eso se trataba “La red de papel”, de un conjunto de mails que eran una treta, un engaño, la cosa es que descubrí al publicarla que nadie la leía. La gente comentaba sin leerla, por lo que los comentarios no tenían validez

Esa fue una época muy prolífica para los blogs ¿qué creés que pasaba en la sociedad en aquel entonces? ¿fue 2008 más o menos, verdad?
Sí, 2008. Yo creo que era un frenesí en ese momento, de soledades que habían encontrado un nuevo lugar aparentemente impune. En “La bloggería en Babilonia”, que creo era infinitamente mejor que “La red…” yo cuento precisamente eso: la gente se puso a abrir blogs y a jugar la fantasía de ser escritor y ser leído, siempre leído por alguien que no era quien esperaba, nunca el destinatario real. En mi cuento, cada blog real provoca que un programa de computadora genere uno ficticio.

¿Qué particularidades tiene la/el blogger como escritor/a?
Son muy malos.

¿Todxs?
El 99,9 es tremendamente malo. Es como si toda la gente tuviera la posibilidad de ser Shakespeare. Son como páginas de alumnos de taller de escritura…. y son muy malos en general, está Orsai, de Casciari, que es buenísimo, él fue quien me inspiró Biromes, me contó que no le importaba un catzo el tema de los derechos de autor y que cada vez que habían usado cosas suyas, le habían pedido permiso. “Más respeto que soy tu madre” surge de Orsai.

Bueno, pero vos y yo sabemos que por lo general la gente usa, modifica, publica y hace lo que se le canta sin pedir permiso…¿eso puede ser la causa para que quienes escriben no publiquen lo mejor en internet?
Eso es lo que tiene de genial el blog, es como la servilleta en el bar… uno escribe, saca, pone, corrige, se arrepiente y suprime, es gratis y no pasa nada. Yo no sé si se puede pensar en la figura tradicional de escritor con el soporte del blog, conozco escritores que se reservan sus obras, las registran e intentan por el camino tradicional que son los concursos, pero los concursos tienen lo suyo: hay que gastar dinero, tienen un límite de edad en general, etc. Leopoldo Brizuela, por ejemplo, es un caso de lograr publicar por medio de concurso. A mí el blog me interesa por otras razones… cuando escribía en Biromes me interesaba el tema de internet, ahora tengo La musa en el borde, que es un blog sin lectores, es una servilleta que tengo tirada por ahí y agarro de vez en cuando.

Cuando cerraste Biromes hasta hubo una movida en Facebook para pedirte que reabras tu blog…eso contradice lo que dijiste antes de que nadie te leía, según recuerdo, había gente que te leía y amaba, ¿por qué lo cerraste?
Es que cuando cerré Biromes apagué la compu, me había hastiado, hartado y ni me enteré de lo de la movida que me estás diciendo, me acabo de enterar.

¿Cómo que no?¡si sabías!
No, no. Mirá, había como cien personas que comentaban. El primer desengaño que tuve fue con un capítulo en donde había un relato erótico -no sabés lo que me costó escribir eso-, nunca había escrito nada erótico. Recuerdo que leí al Marqués, me puse a leer a todos los clásicos, leí la Filosofía en el Tocador, Justine…me puse a escribir y ¡zas! me cayó la ficha de todo mi pacatismo. La cosa es que cuando publiqué eso -yo había cometido el error de poner mi mail en el blog- y había gente que me escribía, un comentarista me escribió que mi historia se había vuelto una telenovela venezolana de cuarta, me acuerdo y me río, porque ahí me di cuenta de que no estaban leyendo. No sabía lo de la gente, porque te aseguro que apagué la computadora de verdad, me agarré una especie de surmenage con internet y desaparecí un tiempo.

¿Qué te dejó aquella experiencia?
Me dejó la sensación de que uno puede vivir realmente lo que le pasó al comentarista de Mactas, uno puede creer que es Shakespeare, que tiene lectores, uno puede recrear al juglar medieval e interactuar con su público y puede ser anónimo, porque su creación al ser subida se vuelve colectiva, me fascina internet, pero ahora prescindo de los lectores, cuando estoy en el borde… subo algo en La musa. Mi blog es solitario, no controlo si entra alguien, prácticamente no hay comentarios y juego a ser Shakespeare impunemente.

Ya que lo mencionás, contame ¿por qué volviste y qué tiene de diferente La Musa en el borde de Biromes
Biromes era una experiencia para interactuar con los lectores, era una especie de collage, como Boquitas Pintadas, era para leer el post y los comentarios de los comentaristas. La musa en el borde es una experiencia solitaria que vos u otro ocasional lector leen. Biromes me hizo doler la cabeza, La musa me saca los dolores de cabeza.

Me cuesta creer en un blog literario que se hace para esperar lo que la gente comenta, pienso en las interpretaciones absurdas que a veces la gente tiene de cosas que una escribe y me da un poco de angustia…
Tal cual, era una experiencia re loca. No sé si recordás el argumento de “La red”, pero pasaba en un ciber, y había gente en el ciber que era comentarista y había gente que jugaba al truco on line, por ejemplo, haciéndose pasar por otra gente, “La red” era una provocación, era un proyecto para que los comentaristas se vieran reflejados y parodiados y comentaran pero no fue suficientemente bueno el texto, supongo, no lo sé porque perdí todo cuando lo eliminé. ¿Ves? ése es otro privilegio de los blogs, muchos escritores reniegan de alguna de sus obras publicadas, no tenían el botón “suprimir”.
Sin dudas….contame de La musa…
La musa es sobre mi experiencia con la educación, con mi trabajo y tiene algunos cuentos que escribo para mis alumnos adolescentes, los pongo ahí y en otros blogs que uso para dar clase les pongo el link, o sea, no los obligo a leerme; a veces, largo consignas de taller literario y las cumplo junto a ellos. “El nombre del ciruja” salió de una de esas consignas, debían escribir desde el punto de vista de un niño, no soy una profesora muy convencional. Me gusta mostrarle a mis alumnos mi propio proceso de creación, o sea, uno pretende que en medio de un griterío infernal, entre paredes que se caen a pedazos y mugre, los pibes todos juntos escriban un texto, yo no me siento en el escritorio a mirar la misión imposible o ando de banco en banco molestando a todo el mundo para motivar o me pongo a escribir yo también y después, cuando leemos, leo lo que escribí y les confirmo la hipótesis de que estoy absolutamente loca (risas) pero es divertido.

¿Qué lugar tiene la literatura en la currícula escolar? porque vos sos universitaria y además escritora, pero para lxs profesorxs tradicionales de lengua y literatura ¿es un lugar de salvación o es solo una materia más?
Yo ando por escuelas muy pobres, en donde no hay universitarios y ando por universidades públicas también y trabajé en muchos lugares, por mi mudanza y por ser un poco viajera. Mis alumnos no comprenden lo que leen, escriben en forma incoherente y cuando egresan, no están capacitados para conseguir un trabajo formal ni para ingresar en la universidad, yo despliego mi magia en forma muy solitaria y hago resonar entre las paredes de las escuelas a Borges y a Cortázar y cuando logro la comprensión en algunas miradas, cuando logro que uno escriba un cuento, cuando logro un logro, soy tan feliz que ni te cuento. Este año organicé un concurso literario y una de mis alumnas, con la que había leído Pedro Páramo escribió un cuento contaminado bellísimamente de Rulfo, para mí, eso es enseñar literatura, contagiar a los alumnos de literatura. Mi cuentito “Hoy nos toca fantástico”, que sé que leíste, resume mi experiencia pero la crisis educativa es general y uno en la escuela es guardería, es papá, es mamá, es cocinero, es cualquier cosa menos profesor y cada docente sobrevive ahí adentro y trabaja a su manera

¿Para qué sirve la literatura?
No sirve para nada, Lore. En un mundo en donde el pragmatismo es imperante, la literatura es vista como un objeto carente de sentido. La literatura es un arte, no puede enseñarse, el profesor de literatura lo único que puede hacer es provocar al alumno con ese arte, es conducirlo como a Dante por ese camino y mostrarle que, cuando uno se adentra en una obra de arte de verdad, el alma vibra y uno llora, sufre, se emociona, tiembla, se transforma. Yo siempre les digo antes de leer “El corazón delator”, por ejemplo, que después de que yo termine de leer no van a volver a ser los mismos de antes, eso es la literatura. Para mí la literatura no es cualquier relato, para que algo pase a ser obra de arte hay una serie de pasos muy discutidos, obviamente en mi práctica yo analizo y construyo y deconstruyo relatos. Bueno, yo soy la vieja de lengua también y ahí sí tenés toda una serie de utilidades fundamentales, los alumnos hoy carecen de herramientas para comprender y construir textos, especialmente argumentativos y me interesa mucho enseñar eso.

¿Por qué “si la literatura no sirve para nada”?
Porque la literatura no sirve para conseguir trabajo ni para aprobar el ingreso a la facultad, pero entender una argumentación o poder producir una eficazmente sí y te vuelvo a aclarar que “no sirve para nada” en el sentido pragmático, yo dediqué mi vida a la literatura, no es algo que carece de sentido, sino que le veo la totalidad del sentido.

¿Qué le aconsejarías a alguien que quiere escribir un blog literario?
Que lo haga, es gratis y es maravilloso, eso sí, ojito con olvidarse de algo importante: un blog es abrir una puerta, pero bueno, siempre está la posibilidad de cerrarla.

Anuncios

Un comentario en “Entrevista a Adriana Lara del blog “La musa en el borde”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s