Sobre series

Sin dudas atravesamos una época muy particular en donde la forma de consumir contenidos ha cambiado radicalmente. También lo hizo la forma de compartirlos y comentarlos. El acceso a series de alto nivel estaba reservado para quienes se sentaban frente a la TV religiosamente cierto día en cierto horario (yo fui de esas, cuando era chica era muy consumidora de series de Fox), o para quienes pagaban contenidos exclusivos como es el caso de Los Sopranos por HBO y para el selecto grupo de quienes podían comprar los VHS o posteriormente los DVD´s, cosa que implicaba tener el reproductor para dicho soporte.

Las épocas cambiaron y a los contenidos hoy nos los puede ofrecer un servicio como Netflix que es pago en dólares, con una tarifa fija que variará dependiendo la cotización del país o con un acceso “ilegal” a descargas o sitios online. Qué es ilegal y qué no es un debate aparte. Lo que sí hay que admitir es que las series se popularizaron a partir de la aparición de internet, y no solo las series, las películas, la música, etc. Hoy es posible encontrarlo casi todo y hasta para la persona más ingenua es factible aprender a saltarse publicidades para llegar a la reproducción o descarga en HD del mismo capítulo que se estrenó ayer. Creo con Walter Benjamín que la reproductividad técnica democratizó el arte.

En una época de comunicaciones en tiempo real y de comunidades virtuales podemos enterarnos de inmediato cuál es el contenido del momento, ya sea una canción, un video amateur, una participación de algún personaje en un programa inglés o la serie del momento. Vivimos en la época de los contenidos virales y de los usuarios con poder. Se me hace difícil pensar que Breaking Bad hubiese sido tan visto y comentado sin la piratería virtual. Pero nuevamente, es otro debate y yo, es claro, ya tomé mi postura.

Hace unos días retomé “Los expedientes X”, una serie que me fascinaba cuando era chica, recuerdo que mi acceso a la serie era a través de Telefe y también que lo que pude ver en la TV de aire fueron capítulos aislados de la primera temporada. Series como “The Nanny” nos llegaron a través de este canal pero mi recuerdo de haber visto los capítulos es orden es bastante vago. Ya en otro siglo, canal 13 hizo el intento de pasar, al finalizar TVR, “Lost” y “Prison Break”, en ambos casos pasaron solo algunos capítulos, sus temporadas arrancaron mal y las sacaron del aire. ¿Cuál será el motivo por el cual los canales de aire no quieren transmitir series de moda? La verdad es que lo desconozco, pero sí recuerdo que no solo en mi casa mirábamos “Lost” o “Prison Break” en canal 13 o “Los expedientes X” en Telefe.

Hoy en día, los contenidos nos invaden por doquier, realmente ya no es necesario invertir 150 pesos por temporada en DVD de alguna serie, basta con poner su nombre en un buscador y cientos de páginas nos la ofrecerán. El rol del cable frente a este nuevo hábito de consumo queda obsoleto, sobre todo porque lo que nos ofrecen son películas de cuarta, series aburridas y repeticiones constantes, entonces ¿vale la pena tener cable? Hoy podemos presumirnos intelectuales que no miran TV y freaks que gustan de las series, increíblemente paradójico. En esta era de acceso a los productos culturales, decir que no sabíamos de la existencia de Breaking Bad, es una mentira.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s