David Lynch. Reflexión 1

No soy una cinéfila pero sí estoy convencida de que el buen cine conmueve el alma. Como con los libros: agarrar un autor y agotarlo; eso hago yo. David Lynch es ese autor. Escucho el soundtrack de Twin Peaks y me transporto. Me conecto con mis emociones. Pocos artistas logran lo que él, al menos conmigo. La perfecta composición. La puesta en escena. El surrealismo. La oscuridad. La degradación de las comunidades y de las personas. Lynch toca temáticas del imaginario colectivo, nos conecta con miedos y emociones profundas. Cuando lo descubrí quise agotarlo, empecé a ver sus películas de manera desesperada y en un momento me dí cuenta que no podía seguir, por el efecto que tenían en mí.

Domingo a la noche y me pongo a mirar videos en Youtube, me pongo a pensar en todo esto. No dejen de explorar a Lynch. Es sublime y poco sublime.

Anuncios

Semana del 2 al 6 de septiembre de 2013

Decidí inaugurar una nueva sección en este blog -que tengo bastante abandonado-. La idea es escribir sobre lo que miro o leo.

Esta semana descubrí y me enamoré de Haruki Murakami y de David Lychn.

La semana pasada fui a una librería a comprarle un libro de regalo a un amigo y dando vueltas, mientras esperaba que el vendedor envuelva un regalo, di con Murakami y con un libro en particular: “De qué hablo cuando hablo de correr”, lo tomé de inmediato, aún descartando al libro que analizaba la obra de Lovecraft y que tenía ganas de comprarme. Fue interesante, porque justo estaba pensando en comenzar a correr luego de que tuve que dejar mis clases de yoga y mientras buscaba un nuevo lugar para retomarlas. Correr era una idea que venía dándome vueltas en la cabeza y que no había concretado porque hacía mucho frío. Mi idea era salir a correr con mi perra, cosa que hice el lunes, pero debido a que mi perra pensó que estaba jugando y me tiró de la correa lo que provocó no menos que casi dos amputaciones de brazo y considerando que en la vuelta a la plaza se enfrentó con varios perros, debo desistir de la idea. No de la idea de correr, de la idea de llevarla a hacer ejercicio. Mi perra pesa 20 kg. y es cachorra, tiene una fuerza descomunal que hace que prácticamente en todos los paseos, yo corra detrás de ella gritando su nombre y que todos los vecinos me miren.

El tema es que cuando leí la contratapa del libro estaba ahí lo que buscaba: reflexiones de un autor consagrado sobre correr y sobre la escritura. Justo para mi. Llevé el libro y también una revista de Le Monde Diplomatic sobre India.

Me encanta el libro, es fresco, amontonado, reflexivo, tiene pensamientos en voz alta, anécdotas autobiográficas y describe con gran eficacia las sensaciones de correr. Murakami compara el running con el acto de escribir, él se considera un escritor no genial, un escritor que debe practicar con paciencia el ejercicio de la escritura (yo creo que se le da muy bien). Es interesante lo que dice sobre que los genios no saben manejar su caudal de genialidad. También rompe con el estereotipo del escritor juerguista y autodestructivo. Me gusta.

Imagen

Respecto a Lynch, resulta que el lunes después de correr volví y me metí en la bañera llena de espuma, pero parece que tomé frío y me agarré una gripe fatal, terminé miércoles y jueves en cama y otra idea que me rondaba: quería ver Twin Peaks. Mi amiga Eva me había dicho que era una serie oscura, ya eso era suficiente para mi. La comencé a ver y pronto se convirtió en mi adicción, ya voy por la mitad de la segunda temporada (en solo dos días). La cosa es así: una serie de 1990 con una estética que a mi me fascina, actuaciones excelentes junto a la utilización de recursos fílmicos y un guión interesante. Lo que más me interesa es el componente onírico que se filtra en la serie y la atraviesa constantemente, me fascina el surrealismo y esta tiene pequeños toques. El género podríamos decir que es policial pero creo que me quedaría corta, también es drama. Los componentes paranormales fluyen a lo largo de la serie y la atraviesan, formando el esqueleto de esta.

Imagen

Imagen

La historia: en una pequeña ciudad del norte de Washintong, muy cercana a Canadá aparece asesinada una chica de 17 años llamada Laura Palmer, esto altera la vida tranquila de esa pequeña comunidad en donde todos se conocen. Para investigar el hecho llega un agente del FBI que está encantado con el lugar, muy comprometido con su profesión, es francamente encantador y está decidido a llegar al fondo del asunto. La investigación del crimen va poniendo en escena la vida del pueblo que en realidad no es tan tranquila.

Imagen

Imagen

Imagen

Me puse a indagar en la obra de Lynch y decidí ver todas sus películas, no entiendo porqué no había visto ninguna hasta hoy. Anoche comencé por el principio y vi Blue Velvet, me quedaron varias sensaciones: en algún momento sentí que me había perdido, pero rápidamente retomé la línea.

Imagen

Imagen

Amé a Isabella Rossellini, está fantástica en ese papel. La película me pareció oscura, me gustó la estética y de nuevo como en Twin Peaks, la musicalización, pero la historia aparentemente principal (el protagonista y la rubia) no me terminó de cerrar. De todas formas la recomiendo, porque termina gustando a pesar de todo.

Imagen

Esta fue mi semana. Espero que las siguientes sigan siendo de descubrimientos. ¿Qué me recomiendan?

Una pequeña joya: