Homeland, la decadente

Hoy quiero hablarles de una serie que me decepcionó. Las series a veces tienen esa capacidad. Homeland empieza de una manera absolutamente prometedora y en algún sentido novedosa pero luego cambia radicalmente.

homelandLa protagonista Carrie Mathison (Claire Denis) es una agente de la CIA que trabaja luchando contra el terrorismo y a quien trabajando en una operación en Irak, un activo le dice que Al Qaeda infilitrará a un soldado estadounidense para perpetrar un golpe en el país. De regreso en Estados Unidos, se entera de que el ejército encontró en Afganistán a un prisionero, un ex marine llamado Nicholas Brody (Damian Lewis), quien permanecía desaparecido desde hacía ocho años. Esto lleva a Carrie a pensar que Brody es el soldado que infiltrará Al Qaeda para hacer un atentando en el país, sin embargo, cuando ella se lo comunica a su compañero y amigo Saul Berenson (Mandy Patikin), él le dice que no podrán investigarlo y que su teoría es descabellada. Mientras tanto, Brody es recibido como un héroe y como símbolo del triunfo de la lucha contra el terrorismo. Sin embargo, alberga demasiados secretos.

804_2_0_prm-wallpape35FF83_1280x800La primera temporada es magistral, Carrie se embarca en una investigación al márgen de la CIA para desenmascarar a Brody, mientras él se debate entre sus demonios y su vida familiar totalmente extraña luego de haberlo dado por muerto.

Hasta la segunda temporada podríamos decir que la serie es interesante y buena, con mucho foco en la psicología particular de los personajes y con escenas de acción que hacen que todos los acontecimientos sean llevaderos de ver.

homeland3Según pienso la tercera temporada desbarranca. El argumento es sumamente extraño a la vez que duro y complejo de seguir. Pasan cosas que no nos esperamos porque la serie no nos preparó para eso, hay un contrato con el espectador que se rompe. Pero además se siguen líneas narrativas que quedan inconclusas, historias como los problemas de Dana Brody que ocupan cantidad de capítulos pero que nunca se retomarán ni le aportan un valor dramático al mosaico narrativo de la historia general.

imagesLa cuarta temporada podría ser perfectamente otra serie. El 90% de los capítulos transcurre en Pakistán y si bien son sobre los manejos de la CIA para obtener información llegamos a debatirnos moralmente si nos gusta Carrie como persona. Hechos extraños, cosas que ya hemos visto y mucha tensión. No podemos decir que no es rápida, los hechos se suceden uno tras otros lo que le imprime más tensión y más ganas de ver el desenlace, sin embargo la sensación es extraña, parecen recursos bajos.

HOMSobre la serie en general, me gusta el personaje central, Carrie, creo que está muy bien interpretada. Muestra a una mujer fuerte que lucha con sus problemas de salud, más de una vez me genera rechazo pero porque no puedo estar de acuerdo con lo que ella hace, pero me gusta que ante las adversidades no dude. Los demás personajes están bien, los lugares en donde está filmada, etc. Sin embargo, no deja de ser una serie sobre ser yankees buenos que salvan al mundo (aunque tengan muchos obstáculos) y musulmanes malos que están dispuestos a todo. Y aunque me cuesta identificarme con los musulmanes, sí puedo hacerlo con los latinoamericanos y ciertamente me parece muy bajo como nuestros hermanos venezolanos son pintados en la serie. Una vez más, amigxs, Hollywood lo hizo.

[Reseña] Into the wild

¡Saludos ciberamigxs! he aquí el primer post del año. Lamento haber abandonado este tiempo. A pesar de la inconstancia en mi escritura, el blog sigue teniendo lectoras y lectores (¡gracias!). Hoy quiero contarles un poco sobre una historia real que tomó la forma de un libro y de una película.

FB_IMG_1422761918208En los años anteriores en este blog entrevisté a varixs viajerxs. Esta idea de agarrar la mochila y partir siempre anda seduciendo a las mentes inquietas, como la mía. Hay gente que por suerte se anima y nos regalan sus maravillosas crónicas, aquí pueden leer a varias de estas hermosas personas.

El año pasado una compañera de trabajo me preguntó si había visto la película “Into the wild” y le dije que no, que no la conocía. Ella insistió en que era una película para mí. Ante tanta insistencia, decidí verla. La película dirigina por Sean Penn cuenta la historia de Christopher McCandless (quien utilizaba el pseudónimo de Alexander Supertramp para viajar), un joven que recién graduado de la universidad decide emprender un viaje cruzando Estados Unidos para llegar a Alaska y vivir de la naturaleza allí. En la película vemos un desarrollo lineal de los acontecimientos, desde que el protagonista emprende el viaje hasta el desenlace. Sin embargo, la película solo al final nos muestra que esta es una historia real y que terminó de manera fatal.

Retomando (no estoy spoileando, si buscan en internet ahí está la historia real por todos lados), la película se basa en un libro de Jon Krakauer, un periodista conocido además por escalar montañas, quien escribió varios artículos en una revista llamada Outside dedicada al alpinismo. Y que al seguir investigando sobre Alexander escribió este libro, también traducido como “Hacia rutas salvajes” (1996).

Sobre la película diré que al no saber que se trataba de una historia real me sentí muy decepcionada al final y muy triste. Es imposible no establecer empatía con el aventurero, inteligente y encantador Chris. Este joven de clase alta que dona todo su dinero y se va con sus libros a hacer dedo, a vivir con lo que la ruta le da y que tiene un trágico final, muere en su aventura en Alaska, de hambre (aparentemente) en un viejo autobus abandonado que le sirvió de refugio en el medio de la naturaleza. Si bien ya saben el final de la película, les aclaro que así comienza el libro. Muchas personas que leyeron esta investigación periódistica y vieron la película coinciden en que se quedan con el libro. Pero a favor de la peli diré que la banda de sonido es increíble y que sin dudas las locaciones son encantadoras.

El libro es entonces una investigación periodística exhaustiva, documentada, dedicada y bien escrita. Traza unos perfiles muy buenos de las personas que tuvieron relación cercana con Alex y también de él. En algunos momentos el autor nos cuenta sobre su propia experiencia adentrándose también en la vida salvaje, solo.

Bueno, aquí les hice 2×1. No dejen de leer el libro y si quieren vean la película. Una gran inspiración para viajeros y una advertencia sobre los peligros que pueden acechar cuando se intenta pensar que la naturaleza es inofensiva y entonces podemos abordarla sin el equipamiento adecuado para sobrevivir. La historia nos deja una gran enseñanza de parte de Alex: “La felicidad es completa solo cuando es compartida”.

Game of Thrones

*Sin spoilers

Si bien escuchaba que todo el mundo hablaba en las redes sociales sobre Game of Thrones no me decidía a comenzar a verla porque creía que el tipo de serie (algo medieval) no me atraparía. Finalmente me decidí y aquí estoy, como millones de fanáticos esperando para ver la cuarta temporada que comienza el próximo mes.

news_photo_49348_1392841736

Esta serie tiene varias particularidades, la primera se trata de las locaciones. Una escenografía increíble que alterna entre castillos, costas y nieve. Otro punto favorable es el vestuario, desde armaduras hasta vestidos sexies pasando por ropa de reina, rey o consejeros. Claramente, la historia importa y en este caso es atrapante y nos hace desear seguir viendo qué pasará a continuación. Ahora bien, hay una particularidad en la historia y es que a diferencia de otras, en donde es fácil identificar al bueno y al malo, en este caso los buenos pueden ser malos y al revés, sin embargo les recomiendo no encariñarse con ningún personaje dado que el autor es muy despiadado.

Game-of-Thrones

La serie bambolea entre temáticas que podrían ser perfectamente actuales como las luchas por el poder, las conspiraciones, las guerras, la traición, la venganza pero todo atravesado por lo que más me gusta de GoT: la ciencia ficción. Aparecen en nuestra historia: dragones, videntes, hechiceros, muertos vivientes, gigantes…Otra cosa que me gusta es el rol de las mujeres, a veces pueden ser damas refinadas de castillos un toque insulsas, pero en general se las muestra como protagonistas intransigentes en las luchas por el poder, féminas que no temen embarrarse o pelear con espada. La serie muestra descarnadamente sexo, desnudos, sangre, decapitaciones y mutilaciones; en este sentido no se ahorran detalles, lo que a mi criterio le pone una leve impronta tarantinezca y lynchesca (si me permiten los adjetivos).

images (1)

No dejen de verla, lo que más me gusta de esta época es que hechos culturales como las series, crean comunidad. Seguramente en abril, millones de personas hablemos sobre cómo nos sorprendió el primer capítulo de la cuarta temporada.

images (2)

 

[Reseña] India mon amour

Nuevamente entré en una librería buscando libros que me pudieran mostrar algunas vetas de la cultura india y me topé con India mon amour, un libro de Dominique Lapierre. Ya conocía al autor porque había leído “Era medianoche en Bhopal”, libro que escribió junto a Javier Moro en donde narran la terrible tragedia que sucedió en 1984 al explotar una fábrica de agrotóxicos en la ciudad india de Bhopal y en la que murieron miles de personas y otras miles aún padecen las secuelas de los gases venenosos.

india-mon-amour-9788408063940

Lapierre es un periodista francés que escribió varios libros sobre acontecimientos, personajes y lugares muy importantes en la historia del siglo XX, tales como Gandhi, Mandela, el Mayo francés, la guerra civil española y por supuesto, varios libros sobre la India.

Cuando el escritor llegó a la India dispuesto a seguir las huellas de Gandhi en el proceso de independencia, se topó con un mundo que lo conmovió especialmente. El eterno abandono de las autoridades, la pobreza extrema, la convivencia con enfermedades como la lepra o la tuberculosis, el hacinamiento, pero también la humildad y alegría de estas personas para afrontar sus extremas situaciones de existencia, la solidaridad de quienes entregaron su vida a trabajar para ayudar, como la Madre Teresa de Calcuta o cualquier voluntario que renunció a todo para tratar de aliviar los sufrimientos de estas personas.

Dominique narra en este libro cómo su llegada a la India y el relacionamiento con ciertos personajes haría que su vida tome un giro rotundo. Como escribió libros que se convirtieron en best seller de inmediato pero para los que hizo grandes investigaciones periodísticas, implicándose hasta extremos insospechados. A partir de conocer a la Madre Teresa y a un enfermero suizo que trabajaba en los barrios de leprosos y tuberculosos de Calcuta, el autor decidió ayudar. Comenzó financiando un hogar de niños con lepra que estaba por cerrar y finalmente llegó a fundar varios hogares más, conseguir instalar hospitales, dispensarios, barcos sanitarios, construir casas, escuelas, etc. Parte de lo recaudado con la venta de sus libros financian estos proyectos.

Recomiendo fervientemente conocer a este autor, es emocionante como se involucra con las situaciones que le toca trasmitir, ciertamente no me imagino el oficio de otra manera.

Este libro me propuso un recorrido: leer los libros anteriores del autor. Pero también me hizo topar con sentimientos más personales como lo que hago yo por ayudar o sobre lo que se podría hacer y cómo. También me hizo pensar en lo que se difunde en los medios, hay tanta gente tan maravillosa que ayuda a los demás y el periodismo insiste en mostrarnos que el mundo es un lugar horrible. Desde mi lugar estoy segura que lo que quiero es escribir sobre la gente que hace cosas buenas y cambia al mundo un poco cada día.

[Reseña] Caminos invisibles

Conocía a los bloggers Acróbata del Camino (Juan Pablo Villarino) y Los Viajes de Nena (Laura Lazzarino), desde que los leí siempre volví a sus posteos. Me gustaba el giro que le dieron a sus vidas al decidir vivir de manera nómade. Por sus blogs me enteré que estaban editando un libro y por supuesto, lo compré antes de que estuviera impreso, colaborando con la autogestión.

Su libro “Caminos invisibles. 36000 km. a dedo de Antártida a las Guyanas” me atrapó desde el primer momento, tanto que lo leí en tres días. En este libro narran su viaje por Sudamérica, viajando como es su estilo con autostop (a dedo). El formato es el de crónicas cortas escritas a veces por Laura y a veces por Juan. El libro tiene un excelente diseño gráfico y cuenta con fotos que ilustran los capítulos. Es una interesante transposición del formato blog al formato papel.

Lo que más me gustó es la idea que se transmite, toda una cosmovisión: la gente es buena, la gente te sube a su auto, te abre las puertas de su hogar, está dispuesta a compartir; una idea que va en contra de lo que nos quieren hacer creer de que el mundo es un lugar hostil y peligroso. Me gusta también la idea del desapego, de que se puede vivir viajando y es más barato, de que se puede tener una vida genial sin correr tras los imperativos capitalistas.

Un libro recomendable, lleno de frescura y buenas vibras.